Historia

 
15 Abr 2016

Historia

BREVES APUNTES HISTÓRICOS

En el amplio término de Santaella se han encontrado abundantes testimonios del pasado que han ido reconstruyendo parte importante del pasado de esta tierra. La Mitra, La Camorra de las Cabezuelas, El Pósito, La Muela o La Calva, son lugares donde se han encontrado manifestaciones de las épocas más remotas, ejemplo de las cuales se exponen en nuestro Museo.

Las tierras de la ubérrima Santaella han traído al hombre desde sus tiempos más remotos. Documentada su aparición en torno al 150.000 a.C., su presencia se ha mantenido ininterrumpida hasta nuestros días.
Los asentamientos de la época del bronce, ibéricos, romanos, visigodos y árabes han dejado cada uno de ellos huella de su paso en las tierras de esta población.

Bajo el dominio árabe se la conoció como Santa-Ialla, conquistada por Fernando III en 1240. Años más tarde fue donada a Córdoba y quedó constituida en municipio en el año 1569. 
Unas indagaciones identifican a Santaella con la "Arcilacis" de Ptolomeo, y también se ha llegado a afirmar que el nombre de la villa deriva de "Santa Olalla" o "Eulalia", mártir emeritense.

ARTE PARA EL DELEITE

Desde el siglo XIII al XX, desde el románico al neoclásico pasando por el gótico, mudéjar, plateresco, renacentista o barroco, la arquitectura monumental de Santaella se revela como un abanico de culturas y estilos artísticos. Les invitamos a un excepcional paseo por la historia:

La primera en dar la bienvenida a todo visitante que se acerca desde cualquier punto es La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, templo renacentista de importantes dimensiones y de mayor categoría de la provincia de Córdoba. En su lugar ya existió una vieja mezquita musulmana de época califal, que pasó a convertirse en templo cristiano. Destaca al exterior su torre, del gótico tardío. Dentro de la torre se formó una pequeña capilla asimismo gótica. Por encima de ella se abre una bella portada plateresca que da al patio septentrional de la parroquia. En suma, se trata de una obra de gran interés que puede figurar entre las más tempranas manifestaciones del plateresco cordobés.

Durante la segunda mitad del siglo XVI se llevó a cabo la empresa arquitectónica más importante de la parroquia, su grandiosa capilla mayor de cantería. Fruto de estas obras es una impresionante y gigantesca capilla cuadrada con altos nichales en cabecera. 

Este espléndido conjunto renacentista, uno de los mejores de la provincia, se corona con la gran cúpula casetonada que a partir de 1600 construye Juan de Ochoa. Si este interior es único no menos lo es su exterior, que deja ver un monumental volumen de sillería, que domina sobre toda la población y su campiña, haciendo honor al célebre dicho: “A capilla, campiña y campana, nadie nos gana”.

Una vez terminada esta empresa era mucha la cabecera para lo poco de las viejas naves de la mezquita musulmana. Así, se hacía preciso formar un nuevo cuerpo, una gran nave abovedada de aristas y otras dos menores con cuarto de cañón (conservado sólo el del evangelio), separándose a través de tres amplios arcos de medio punto por lado con sus respectivos pilares prismáticos de piedra. 

Cuenta la iglesia de la Asunción de Santaella con retablo mayor acorde con la monumentalidad de su fábrica. Basta contemplar esta obra para advertir el influjo que en ella ejerció el retablo mayor de la catedral de Córdoba. Dicha influencia no se reduce a la disposición general, a los elementos arquitectónicos y a la decoración de éstos pues se manifiesta incluso en la iconografía. El hecho de que las maderas del retablo santaellense se pintaran imitando mármoles confirma la intención de asemejar su aspecto al cordobés.

En este mismo templo, se yergue el altar del Sagrario, más espectacular, si cabe, que el retablo mayor. Se trata de una obra aparatosa en la que se trocó la madera en mármol pero sin renunciar a la profusa decoración de los retablos lignarios. Según una inscripción que aparece en la mesa del altar este retablo se concluyó en 1749 y consta que en 1736 ya estaban hechas las imágenes. Se estructura en banco,  y las esculturas están realizadas en piedra. En el tabernáculo, que es también de mármol, con columnas salomónicas y sin duda lo más bello y proporcionado de la arquitectura del conjunto, hay actualmente una buena talla de la Inmaculada, obra de mediados del siglo XVIII que procede de la desaparecida ermita de la Concepción. 

Ya en la parte alta del pueblo, subiendo por la calle Amaya Castellano, se encuentra la Ermita del Santa Cristo de la Vera Cruz, junto a una bella calleja empedrada que lleva el mismo nombre. Su existencia ya está documentada en el siglo XVI aunque su aspecto actual debe mucho a una reciente reedificación, conservando no obstante su antiguo plan de nave única.

Junto al cementerio, ya en las afueras, encontramos el Santuario de Nuestra Señora del Valle. Ya hay constancia de este templo en el siglo XVI. En 1699 se fecha la portada con espadaña que hoy da acceso al patio y antigua casa del santero, lo que revela obras entonces realizadas en una primitiva ermita que a mediados del siglo XVIII se sustituyó por el magnífico templo actual, gloria y excelencia de la arquitectura barroca cordobesa. Este edificio se levantó gracias a la generosidad del sacerdote Miguel Vicente Alcaide y Lorite, realizándose sus obras entre 1747 y 1752. El bello efecto del edificio no sólo se debe a esos juegos de las estructuras sino también a una elegante decoración de carácter geométrico .En suma puede afirmarse sin ningún temor a exagerar que esta ermita es una de las más bellas de Andalucía. 

Los altares del santuario de Nuestra Señora del Valle. Estos se deben a los maestros ecijanos Juan y Bartolomé González Cañero. En cuanto a la iconografía, la del retablo mayor es manifiestamente mariana puesto que se concibió como atrio del camarín de Nuestra Señora del Valle. Preside la Virgen, y a ambos lados de ella se encuentran los retablos del crucero, donde se ubican las hornacinas a los santos Joaquín y Ana.

La imagen más antigua de Santaella es sin duda la de Nuestra Señora del Valle considerada obra de transición del románico al gótico. Nuestra Virgen se apareció en una higuera, que estaba en el lugar donde actualmente está el santuario. De aquí se la llevaron al Molino Alto, donde querían construir su ermita, aunque no lo consiguieron puesto que cada día amanecía destruida. Actualmente la Virgen se ubica sobre la tierra donde se apareció, el valle, y conserva el tronco de la higuera sobre el que estaba posada.

 

PASEANDO POR SANTAELLA

El Barrio Bajo, es sin duda el barrio con mayor encanto del pueblo. Da cobijo a la Iglesia, y su conjunto está formado por calles estrechas y casas encaladas. En este barrio debieron vivir los moriscos hasta que fueron expulsados de Santaella en 1610 tras el decreto de Felipe III. Y allí, bajo la muralla, estaba la antigua cárcel. 

Testimonio elocuente del intenso pasado histórico de Santaella es el Castillo y el cinturón fortificado que parcialmente conservado rodea el Barrio Bajo, obra musulmana efectuada en época almohade, a finales del siglo XII. Particular interés tiene el lienzo de muralla que asoma y domina la Plaza Mayor, principal centro urbano de la población. En él se ve una típica puerta de recodo con gran arco de herradura apuntado y cerca de ella un gran torreón prismático de tapial que con su vigorosa silueta preside esa plaza. En su frente principal se ve un gran vano recto con marco del característico motivo de "galleta", con molduración gótica, lo que indica obras cristianas realizadas seguramente a principios del siglo XVI. 

Entre esa puerta y la torre se encuentra adosada una construcción barroca de manpostería con portada y balcones de ladrillo que fue la sede del antiguo Ayuntamiento. También asoman a la Plaza Mayor otros inmuebles de interés como la vieja posada, que aún conserva una portada con dintel de marcadas dovelas, al parecer de comienzos del siglo XVII. 

Junto a estos edificios debe mencionarse importantes casas señoriales, destacando sobre todo las que se ubican en la céntrica calle Antonio Palma Luque. Aquí se encuentra la Casa de las Columnas, que fue construida entre 1730 y 1734 a solicitud de los hermanos Miguel Vicente y Juan Fernando Alcaide y Lorite. Constituye una grandiosa mansión dieciochesca cuya fachada preside una monumental portada con columnas y balcón superior que debió ser ejecutada por el conocido cantero de la época Cosme de Mier. Colindando con ella, se ubica otra grandiosa casa del XVIII con portada-balcón de ladrillo. Conserva el patio interior y una escalera abovedada con decoración de placados. 

Siguiendo por la misma calle se localiza el antiguo Pósito, fechado en 1736, en el que destaca su portada de piedra blanca con decoradas pilastras a base de motivos geométricos, y donde tiene su sede en la actualidad la Casa de La Cultura y el Museo Arqueológico y Etnográfico. Su sección más amplia es la de Arqueología, en la que se recogen importantes vestigios del paso del hombre por nuestras tierras, expuesta con un marcado carácter didáctico. Dividida en tres salas, la primera y más amplia está dedicada a la Prehistoria. La segunda sala, dedicada a la época prerromana, está presidida por la “Leona de Santaella”, escultura ibérica de gran belleza. La tercera sala está dedicada a las tres grandes culturas de nuestra antigüedad. La sección de Etnología recoge nuestro pasado más reciente: instrumentos de labranza o ajuar doméstico que han caído en desuso en los últimos tiempos, como arados, yuntas, etc. se puede observar también una cocina de un cortijo, con todos sus elementos.

Otras casas barrocas del siglo XVII que se conservan en la villa, además de algunas neoclásicas de cuidadas portadas, siendo ejemplos representativas la antigua mansión del conde del Albercón en un lateral de la Plaza Mayor, u otra situada en la calla Corredera. En esta misma calle, encontramos una interesante construcción con ventanas y balcones decorados, de abolengo modernista.

El hallazgo más espectacular ha sido la tumba colectiva del tipo llamado cueva artificial localizada y excavada en La Calva, que es un caso practicamente único en la geografía provincial. Se encontró durante unas obras agrarias casualmente y se intervino entonces científicamente. Se trata de una estructura subterránea excavada en las margas de base, cupuliforme , con planta más o menos circular y cuatro nichos en sus paredes de dimensiones y alturas diferentes. En los bordes de estos y en las paredes de la cámara había decoración pictórica en rojo, caso verdaderamente excepcional. El ajuar funerario del enterramiento colectivo no era muy rico (puntas de sílex de base cóncava o con aletas, fragmentos cerámicos) pero sí lo fue el de la sepultura campaniforme que se depositó en uno de los nichos, consistente en una cazuela, un cuenco semiesférico con decoración radial en la base, un puñal de lengüeta, dos puntas de palmela y un brazalete de arquero. 

Dentro del término de Santaella se ubica el Cortijo El Guijarrillo, que cuenta con la mejor ganadería de Pura Raza Española, la Yeguada Lovera. Ostenta esta yeguada el apellido de su fundador y propietario, el emprendedor y ejemplar empresario cordobés Enrique Lovera Porras. La yeguada Lovera es actualmente una de las mejores de España en su genero, como avalan los numerosos premios, logrados en competiciones del máximo nivel, como el Campeonato de España, el Salón Internacional del Caballo de Sevilla y la Feria del Caballo de Jerez, donde ha obtenido repetidamente el premio a la mejor ganadería. 

Bordeando la población ,y no muy lejos unas de otras podemos contemplar al pasear numerosas fuentes. Santaella conserva magníficos ejemplares de fuentes tradicionales, muchas de ellas documentadas desde el siglo XVIII y de origen probablemente muy anterior. Destacan, la fuente de la Mina, la fuente del Santo, datada en el año 1791, la fuente la Pita. No lejos de la mina aparece El Cañuelo, y a unos 500 m. De éste aparece la fuente de la Lágrima, de original diseño. La fuente de la Cañada Jardín se sitúa junto al barrio del mismo nombre. Bajando desde la plaza por hacia la Montiela, se encuentra la fuente los Pilones. En el término se conservan también varios pilares de importancia., como es el Pilar del Fontanar. En el cortijo homónimo se sitúa la fuente de la Puerca, documentada desde el siglo XV.

18 Feb 2015

Turismo

- C/ Plaza Mayor Nº 6 - Tlfnos: 957 313 003 - 957 313 006

 

Desde la Concejalía de Cultura y Turismo pretendemos aglutinar el conjunto de actividades y actuaciones destinadas, por un lado a enardecer las tradiciones de Santaella y cada uno de sus núcleos de población (Semana Santa, Cruz de Mayo, Ruta de las Fuentes, etc.), impidiendo que estas queden atrás en la memoria. Es deber del Ayuntamiento el mantenerlas vivas. Así como promover actuaciones de atracción turística de nuestro municipio. Para ello estamos trabajando en la elaboración de un Plan Municipal de Promoción Turística, en la que deseamos contar con la colaboración de entidades y empresas interesadas en el desarrollo turístico de Santaella.

 

La gestión de las Bibliotecas Municipales, la Casa de las Columnas, el Museo Arqueológico, la Casa de la Cultura es prioridad de esta área de nuestro Ayuntamiento.

 

Por tanto, dentro de la Concejalía de Cultura los objetivos de atención al ciudadano se estructuran desde dos caminos diferentes pero necesariamente complementarios: la gestión directa de infraestructuras culturales y actuaciones artísticas actuando el Ayuntamiento como promotor o como el propio creador de ellas; o bien, con el patrocinio o la colaboración sobre iniciativas que emanan de la propia sociedad y que han de contar con el necesario apoyo municipal para su ejecución.

Ambos casos sostienen que la cultura ha de tener un claro carácter popular, con destino a todos los sectores sociales. Además, ha de suponer un pilar fundamental para disfrutar de una sociedad desarrollada y repleta de los más nobles valores humanos.

 

Cruces de Mayo


Semana Santa

 

LA RUTA DE LAS FUENTES

Santaella conserva magníficos ejemplares de fuentes tradicionales, muchas de ellas documentadas desde el siglo XVIII y de origen probablemente muy anterior. Las diversas fuentes como genuina expresión de nuestra cultura y embajadoras de excepción de nuestra tierra, son parte integrante del rico  patrimonio artístico, cultural y natural de este pueblo. Algunas fuentes a pesar de estar datadas de hace más de cuatro siglos presentan un inmejorable estado de conservación, mereciendo la pena ser visitadas haciendo el camino o la ruta del agua.

Descubrir en ellas la historia que dormida aguarda entre sus caños... abrevaderos de bestias donde se daba fin a la ardua jornada agrícola y los hombres a la caída de la tarde disfrutaban del merecido descanso. Soñar  con aquellas reuniones de lavanderas hervidero de chismes y canciones mientras los chiquillos de antaño aliviaban la dureza del verano y como no refugio de enamorados que detenían el tiempo al romanticismo de los paisajes de la campiña cordobesa.



Fuente El Pilón 

Situada a un kilómetro al este de la población, junto al margen sur de la carretera de La Montiela. Son escasos los restos arquitectónicos que conserva esta fuente en la actualidad. Se trata de un frontón de ladrillo de perfil acampanado, completado con dos merlones (almenas) en sus laterales, en la parte inferior de cuya cara sur se conserva el caño de agua que sale a través de un bloque de piedra. En este lateral aparece la inscripción “Se hizo esta fuente por el Ayuntamiento constitucional de Santaella. Año de 1844”. Según el testimonio recogido en las Actas Capitulares del Ayuntamiento en 1676 ya abastecía de agua a Santaella, por lo que el manantial que la surte se aprovechaba ya en época barroca y, posiblemente, en tiempos anteriores, desde la Edad Media.

           

Fuente del pilón

 

Fuente de La Lágrima

Situada en la zona noreste de la población, en la margen sur de la llamada Vereda de La Rambla, unos 500 m al sureste de la Fuente de la Pita. El agua sale por el lado sur del conjunto a través de una pilastra de ladrillo enlucido, con remate de tejadillo a cuatro aguas. Esta pilastra se parece bastante, en su concepción y materiales, a la de la fuente de la Pita, por lo que debe datar de la misma época, alrededor de 1820. En la parte superior se observa un rebaje cuadrado en su superficie, lugar que debió ocupar una inscripción o imagen. Desde la cara norte de la pilastra, el agua cae a una pileta en cuya parte superior hay una piletilla excavada en roca. Esta piletilla comunica con una pileta de planta circular, labrada igualmente en roca y sustentada sobre una construcción de mampostería de 40 cm de altura. El agua evacua por el norte de la pileta a través de un rebaje en pretil, vertiendo directamente sobre el terreno. Según consta en las actas capitulares de la localidad, se aprobó su recuperación en 1941, debiendo datar de esta fecha la estructura arquitectónica que hoy conserva. Su uso tradicional ha sido de abastecimiento de la población y abastecimiento de las caballerías, en relación con el camino Santaella -La Rambla donde se encuentra. 

  

Fuente de la lágrima

 

Fuente del Santo

Situada en la zona norte de la población, en la margen oeste del camino hacia la Guijarrosa y a unos 300 m al sur de la Fuente de la Mina. La fuente se compone de una pilastra de ladrillo rematada en forma de frontón triangular, en cuyo centro se conserva la inscripción (sobre losa de barro) con la fecha de su edificación o última reforma “Año de 1791”. El agua vierte por un caño de hierro a un pilar de mampostería con pretil de ladrillo y planta oval. Evacua por el sur por medio de un rebaje en la zona superior que se delimita por grapas de hierro y conecta con una canalización subterránea de ladrillo, en forma de atarjea, que aporta el agua de esta fuente desde el norte. Esta canalización aparece hoy día descubierta en algunos tramos (posiblemente la misma que evacua desde la fuente la Mina), en origen, este conducto de ladrillo debía proteger los atanores (tuberías de barro de cerámica). Algunos restos aún se conservan, pero que en la actualidad han desaparecido en su mayor parte y han sido sustituidos.
Cuentan en la localidad que esta fuente estaba en un convento (en el mismo terreno donde hoy día esta la fuente), el Convento San Sebastián, es por ello que la fuente se llamó del Santo. Este convento desapareció conservándose el titular, San Sebastián, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

 

       

Fuente del santo
 
 
 

Fuente La Mina

Localizada en la zona norte de la población, en la margen occidental del camino hacia La Guijarrosa. La fuente consta de un frontón de ladrillo de sección rectangular, por cuya cara meridional sale el caño de agua. Esta rodeado, en sus lados este y oeste, de un muro de mampostería de contención del terreno que sirve, a la par, para delimitar un espacio circular donde se integran las estructuras arquitectónicas del conjunto. El caño de agua sale de la parte inferior de dicho frontón, por su cara sur, a través de un rostro humano de caracteres arcaicos (que pudo ser construido en el mismo momento que la fuente, imitando alguna pieza de mayor antigüedad, o reutilizar una figura labrada). El agua cae en una pileta excavada en una plataforma de ladrillo que comunica, por su lado sur, con un pilar circular de 3 m de diámetro que llega hasta el frontón, de modo que la pileta está como adentrada en el interior del pilar. Desagua por el suroeste hacia una canalización subterránea que lleva sus aguas hasta la cercana Fuente del Santo. Alrededor del pilar se conservan unos grandes clavos que, a manera de estacas de hierro, serían empleados para colocar algún tipo de protección o alambrada alrededor del pilar, pero que hoy no están en uso. No cabe duda de que su nombre debe hacer alusión a la mina o galería subterránea que aporta agua hasta el pilar y a la que no se puede acceder. Esta fuente existía ya a comienzos del siglo XVII, según consta por las actas capitulares de la localidad, fue arreglada por el Ayuntamiento en 1648 y restaurada junto con la fuente del Santo en 1791, respetando siempre su forma original. Esta fuente ha servido tradicionalmente tanta para el abastecimiento de la población como del ganado.

 

       

 

Fuente de la mina

 

Fuente de El Cañuelo

 Se encuentra en la zona norte de la población, en el margen este del camino hacia La Guijarrosa y unos 500 m al este de la fuente de la Mina.

Esta fuente presenta una estructura bastante similar a la de la Mina y debe tener la misma datación. El agua sale por el sur desde una pilastra de ladrillo, de cuya cara norte vierte un caño que cae en una pileta circular excavada sobre una superficie de piedra y enmarcada en una plataforma de ladrillo de planta circular que a su vez conecta, mediante un canalillo labrado en dicha plataforma, con el pilar situado en el extremo norte del conjunto. Esta plataforma de ladrillo esta rodeada por gradas o escalones, a cada lado, que facilitan el acceso a su parte superior para recoger el agua del caño y su planta se asemeja a la de una Lucerna o lámpara de aceite. El pilar de planta circular tiene muros de mampostería con pretil de ladrillo y desagua por medio de un rebaje en éste a partir de donde el agua se introduce en una canalización subterránea. Todo el conjunto está rodeado por una plataforma de adoquines de granito. Esta fuente aparece en las Actas capitulares de la localidad el año 1709 a consecuencia de que el alguacil mayor pide que se haga un camino que desemboque en la fuente para facilitar a los vecinos el acceso a ella. El agua de esta fuente ha sido utilizada tradicionalmente para el abastecimiento de la población.

 

    

 Fuente de la pita y Fuente del Cañuelo

 

Fuente Cañada del Jardín

En la barriada del mismo nombre, situada al sur de la población, en la margen occidental de la carretera de Puente Genil. La fuente se encuentra en el extremo sur de la barriada. Se trata de un pilar rectangular emplazado en el extremo norte de una zona deprimida, con respecto al nivel del terreno circundante, a la que se accede por medio de unas escaleras de reciente construcción y que ha sido pavimentada y decorada con arbolado. El agua le sale por el lado oriental de la fuente desde una alcubilla de sección cuadrangular, cubierta mediante tejadillo piramidal a dos aguas, a través de un caño de hierro desde donde el agua cae a una pileta de forma semicircular. Esta pileta se encuentra situada sobre una plataforma de ladrillo que comunica por su lado oeste con un pilar de planta rectangular. Está delimitado por su lado norte por un muro de contención del terreno, mientras que se accede por el sur a través de la zona pavimentada ya descrita. Desagua por el lado oeste, por medio de un canalillo que lleva las aguas directamente sobre el terreno, dando lugar a la formación de un arroyo afluente del arroyo del Nácar. Se usa como abastecimiento de la población y del ganado.

 

        

Fuente cañada del jardín

 

Pilar del Fontanar

Se ubica en la zona suroeste de la aldea El Fontanar, cuatro kilómetros al oeste de Santaella por el camino viejo de Aguilar. El agua llega a la fuente desde una tubería cubierta de ladrillo encalado, procedente del sur y que surte una alcoba de sección rectangular y cubierta abovedada. El caño de agua sale de la cara oeste, vertiendo sobre un extenso pilar abrevadero cuyo primer tramo, está separado del resto por un murete interior de ladrillo que delimita un espacio de planta rectangular con muros de mampostería reforzados con tres contrafuertes del mismo material. Junto al lado oeste de este tabique interno y en el muro norte hay un canalillo de evacuación y un rebosadero que conduce el agua hasta otro pilar situado a unos 20 m al norte. Está rodeado por una plataforma de empedrado moderno cuyo nivel debe ser superior al del terreno o pavimento original y ha reducido la altura de los muros del pilar, que en origen debió ser más elevada. El remate de agua que sale del abrevadero, a través del rebaje ya descrito en su muro norte, pasa a un pilar lavadero emplazado 20 m al norte que, orientado en sentido norte-sur, consta de un frontón triangular de cuya cara norte sale el caño de agua que vierte sobre una pileta que por medio de un rebaje en el pretil de su muro norte comunica con el pilar lavadero que tiene el pretil de sus lados mayores en forma de talud y planta rectangular. El agua sale por el muro norte y evacua directamente sobre el terreno, dando nacimiento al denominado Arroyo de la Huerta del Fontanar. Se deduce que esta fuente ha tenido un uso múltiple, sirviendo para abastecer a la población, para abastecimiento de ganado y para el lavado de la ropa. Además, el nombre de la aldea donde se ubica y del propio arroyo a que da lugar, hace referencia a su empleo en riegos agrícolas, pues fontanar se denomina precisamente a la explotación que se riega con el agua de una fuente.

 

     

Fuente del Pilar

 

“RUTA DE LAS FUENTES”

Hoy, las fuentes se nos presentan como algo cotidiano enraizado en el pueblo, aunque siguen causando admiración al viajero al igual que antaño. Ello nos ha permitido diseñar una ruta de las fuentes más emblemáticas de Santaella, con el fin de que sirva de guía y de orientación a quien desee admirarlas y disfrutar de su historia. Forman parte de esta ruta las siguientes fuentes: El Pilar del Fontanar, La Mina, La Pita, La Lágrima, El Cañuela, El Santo, y Cañada Jardín.

  • Emplazamiento: Término municipal de Santaella.
  • Distancia de recorrido: aproximadamente 6 km.
  • Lugar de salida: El Fontanar
  • Lugar de llegada: Paseo Adarve.
  • Duración aproximada: 4 horas.
  • Época recomendada: cualquier época del año, aunque preferiblemente la primavera, ya que las temperaturas son suaves, un término medio entre el frío invierno y el caluroso verano.
  • Dificultad: Baja - media.
  • Estado del firme: Bueno.
  • Fuentes:  El Pilar del Fontanar, La Mina, La Pita, La Lágrima, El Cañuela, El Santo, y Cañada Jardín.
  • Ruta: A pie o a bicicleta. Cabe la posibilidad de combinar ambos, de manera que la primera parte de la ruta, desde El Pilar hasta La Plaza Mayor se realice en bicicleta y desde aquí al Paseo Adarve a pie.
  • Alojamientos y restauración: Hoteles, hostales, camping y posadas.

LA LAGUNA DEL DONADÍO: ZONA DE INTERÉS ORNITOLÓGICO

 

 

 Gran patrimonio medioambiental del municipio de Santaella, donde se conjuga la rica diversidad biológica con el interés ecológico de los humedales del sur de córdoba. Situada en la proximidades del Cortijo del Donadío de interesante arquitectura, a unos 30 min de Córdoba y cerca del límite con la provincia de Sevilla muy próxima al río Genil, a una altitud de 243 metros. 
En su mayor capacidad de retención presenta alrededor de unas12 Ha, con un largo y anchura máximos de 1800 y 450 metros respectivamente.

Bordeando la laguna encontramos gran variedad de vegetación propia de los humedales. Rebrotes de taraje, única vegetación de carácter leñoso que aparece. Las aves se encuentran entre los carrizos, eneas y caña que cubren parte de las zonas encharcadizas, sirviendo de zona de refugio, nidificación y alimento. 


Las aves son el grupo zoológico más abundante y representativo. Se han identificado 100 especies de aves de las cuales 84 están bajo protección legal entre ellas destaca la malvasía cabeciblanca que ha llegado a reproducirse en esta laguna.

También localizamos algunos mamíferos como la liebre, el lirón careto, el erizo, la comadreja o el zorro. 

Anfibios y reptiles como el galápago leproso, la culebra viperina, la rana verde y el escaso sapillo partero ibérico, conforman parte integrante del ecosistema de la laguna.

Durante el periodo invernales podremos observar entre otras especies: patos cucharas, cercetas comunes, ánades frisos o cormoranes. 

En primavera llegan el avetorrillo, la canastera, la avoceta, la cigüeñuela o la garza imperial y durante todo el año habitan en la laguna ánades reales, fochas, gallinetas, calamones, somormujos, zampullines, garzas reales y aguiluchos laguneros. Esto es una muestra de la increíble diversidad biológica de este espacio natural.

    

Laguna del Donadio

 

Datos generales sobre el Museo

HORARIO: Sábados de 17h. a 19,30h. y Domingos de 11h a 13h.
DIRECCIÓN: C/ Antonio Palma
TELÉFONO DE CONTACTO: 957 313244

 

Horario oficinas municipales:

07:30 a 15:00 h de lunes a viernes. 

Visite: www.santaella.es/lib/turismo